Saltar al contenido
Quistes Dentígeros: 4 Complicaciones Que Debes Conocer

Escrito por

Q.F. Nayibe Cubillos Morales

Quistes Dentígeros: 4 Complicaciones Que Debes Conocer

Revisión médica

Dr. Gustavo Assatourians D.D.S

✓ Hechos comprobados 🕓

❙ Nuestro equipo de redactores, editores y expertos médicos evalúa rigurosamente cada artículo para garantizar la exactitud de la información y cita exclusivamente fuentes acreditadas.

❙ Evaluamos periódicamente cómo el contenido de este artículo se alinea con la literatura científica actual y las recomendaciones de los expertos con el fin de proporcionar la investigación más actualizada.

Los quistes dentígeros, son quistes benignos de origen dental, es decir que siempre va a estar involucrado un diente. Este tipo de dientes son aquellos que no pudieron completar su proceso de erupción o de desarrollo, sin embargo, solo la corona es la que está involucrada con la formación de los quistes ya que en el saco que contiene el diente dentro del hueso se puede acumular líquido entre las capas de esmalte que rodea la corona del diente, la raíz no se involucra en la formación de quistes.

Muy rara vez, los quistes dentígeros ocurren en la primera década de vida, ya que en su mayoría se desarrollan en la edad adulta aproximadamente entre la segunda y tercera década de vida.

Los quistes dentígeros se desarrollan principalmente en la mandíbula, en un porcentaje bajo se encuentran en el maxilar superior, en cuanto a posición son las muelas del juicio las que más se relacionan con el desarrollo de quistes, a pesar de ser benignos, es decir que no ocasionan peligro a la vida de la persona, puede ocasionar daños graves si su crecimiento es extenso, según la ADA (asociación dental americana) los quistes pueden ocasionar daño en la raíz de los dientes vecinos, y el hueso que rodea el diente.

 

¿Cuáles son los síntomas de los quistes dentígeros?

¿Cuáles son los síntomas de los quistes dentígeros

Generalmente los quistes dentígeros son indoloros y asintomáticos, sin embargo, su crecimiento puede afectar a otras estructuras dentales ocasionando:

 Sensibilidad dental
● Hinchazón
● Desplazamiento de los dientes
● Protuberancia en el lugar de erupción
● Apiñamiento dental

Los quistes de tamaño pequeño no tienen ningún síntoma, es decir que para su diagnóstico se debe realizar en apoyo con una radiografía. Los quistes dentígeros que generan algún tipo de sintomatología deben medir más de 2 centímetros de diámetro.

 

¿Cómo se encuentran los quistes dentígeros?

Los quistes dentígeros se caracterizan por tener un crecimiento lento, a menudo se encuentran en la parte posterior de la boca ya que se asocian al desarrollo y erupción de los terceros molares o muelas del juicio, si el quiste es pequeño es posible que el paciente nunca se dé cuenta de su presencia. En muchos casos los quistes dentígeros son diagnosticados por medio de radiografías realizadas en consultas de rutina.

 

¿Qué causa los quistes dentígeros?

¿Qué causa los quistes dentígeros

Los quistes dentígeros ocurren por la acumulación de líquido en la parte superior de los dientes que están en proceso de erupción, pero que aún no ha erupcionado, en general estos dientes pierden fuerza de erupción y se quedan atrapados dentro del hueso. Su aparición no tiene origen aparente, sin embargo, los quistes odontogénicos se relacionan con síndromes genéticos como por ejemplo el síndrome de carcinoma nevoide de células basales en donde el cuerpo carece del gen que suprime el crecimiento de tumores. Este tipo de síndrome desafortunadamente también está relacionado con el desarrollo de cánceres.

La teoría del desarrollo de quistes dentígeros más conocidos es la que plantea que el quiste se origina después que la corona del diente se ha formado por completo, mediante la acumulación de líquido entre las capas de esmalte que lo rodean, sin embargo, hay otros estudios que sugieren que la formación de los quistes se pueden dar en cualquier etapa del desarrollo del diente, en lo que sí coinciden todas las teorías es que los quistes se forman cuando los dientes aún no han erupcionado.

El quiste dentigero siempre va a estar asociado a la corona del diente permanente, retenido, no erupcionado, muy rara vez se presenta en dientes primarios. Se presenta comúnmente en personas del sexo masculino entre la segunda y tercera década de vida. Y en un mayor porcentaje en el maxilar inferior (70%-75%).

 

¿Cómo se ven los quistes dentígeros?

Como ya se mencionó los quistes dentígeros son asintomáticos, sin embargo, cuando los quistes tienen un tamaño considerable, generalmente mayor a 2 centímetros de diámetro, los quistes se pueden observar clínicamente ya que produce una expansión en el hueso dando la apariencia de hinchazón en la cara, al tacto puede sentirse duro y no genera dolor en el paciente.

Si el tamaño del quiste es muy grande este puede ocasionar fracturas en la mandíbula, en este caso para el paciente si puede ser doloroso sin ser insoportable, por eso es tan difícil su diagnóstico.

Generalmente el diagnóstico de estos quistes es con apoyo de una radiografía panorámica, ya que con este tipo de radiografía se puede observar la boca y todas las estructuras vecinas.

 

Diagnóstico y tratamiento de los quistes dentígeros

Diagnóstico y tratamiento de los quistes dentígeros

Para el diagnóstico de los quistes el odontólogo se apoya en una radiografía, en la imagen el quiste se observa como una pequeña mancha translúcida, después del diagnóstico el procedimiento dependerá del tamaño. Si el quiste es pequeño la decisión es dejarlo y realizar controles radiográficos. Pero, si el tamaño es grande la decisión por parte del odontólogo es la resección o extirpación del quiste, este procedimiento se llama marsupialización.

 

¿Cómo se eliminan los quistes dentígeros?

Este procedimiento se realiza bajo anestesia local, sin embargo, en algunos casos el abordaje quirúrgico debe hacerse bajo anestesia general, sobre todo en los quistes que son de mayor tamaño. La técnica consiste en realizar un corte que ayude a exponer el quiste, una vez expuesto se retira el diente involucrado y se drena el líquido que lo rodea con instrumentos especializados.

En algunos casos cuando el quiste es de mayor tamaño, no solo se retira el quiste si no también los dientes que se vieron afectados con su crecimiento.

Si el quiste es pequeño se puede abrir una incisión que permita drenar únicamente el líquido para ayudar en la erupción del diente en un futuro. Sin embargo, esta técnica quirúrgica no es muy usada ya que el diagnóstico de los quistes dentígeros se da cuando este está afectando estructuras vecinas.

Otras opciones de tratamiento son:

● Cirugía de reconstrucción de mandíbula.
● Tratamiento integral entre terapia de habla, nutrición y deglución.

El seguimiento a los tratamientos debe hacerse de por vida, ya que las secuelas de los quistes de gran tamaño pueden ser la afectación del hueso que rodea al diente.

 

Posibles complicaciones de los quistes dentígeros

Posibles complicaciones de los quistes dentígeros

La extirpación de los quistes dentigero incluso los de tamaños pequeños puede prevenir las siguientes complicaciones:

● Infecciones: Un quiste infectado puede provocar infecciones periodontales y periapicales que son los tejidos que rodean al diente.

● Pérdida de dientes: el quiste que no se trata debilita la encía y los tejidos que lo rodean ocasionando el debilitamiento de los dientes vecinos

● Fractura: generalmente el crecimiento de los quistes puede afectar el hueso ocasionando fractura de la mandíbula.

● Ameloblastoma: Estos tumores raros afectan principalmente la mandíbula, si no se trata la hinchazón puede volverse cancerosa y en el peor de los casos puede extenderse a pulmones y ganglios linfáticos.

Para evitar cualquier tipo de afectación lo mejor es ir al odontólogo de manera regular, un diagnóstico a tiempo puede evitar secuelas graves en la persona, sobre todo por la afectación de la estética y de la función de los dientes afectando la calidad de vida de las personas.

 

Conclusión

Los quistes dentígeros son formaciones benignas asociadas a dientes no erupcionados, típicamente descubiertos durante exámenes rutinarios por radiografía. Aunque generalmente no presentan síntomas, pueden provocar complicaciones serias como daño en dientes adyacentes, fracturas de mandíbula y problemas estéticos si no se tratan.

El tratamiento puede variar desde la observación hasta la intervención quirúrgica, dependiendo del tamaño del quiste. Las visitas regulares al dentista son esenciales para un diagnóstico temprano y para prevenir problemas mayores, subrayando la importancia de la detección y manejo oportunos de estos quistes en la salud dental.

Preguntas frecuentes

¿Qué son los quistes dentígeros y dónde suelen desarrollarse?

Los quistes dentígeros son formaciones benignas que se desarrollan alrededor de la corona de un diente que no ha erupcionado, típicamente asociados con las muelas del juicio en la mandíbula, aunque pueden aparecer en menor medida en el maxilar superior.

Generalmente, los quistes dentígeros son asintomáticos e indoloros. Sin embargo, si alcanzan un tamaño considerable, pueden causar sensibilidad dental, hinchazón, desplazamiento de dientes adyacentes, apiñamiento dental y una protuberancia visible en el área de erupción.

A menudo se detectan incidentalmente en radiografías de rutina. Los quistes que causan síntomas suelen ser de mayor tamaño, y se visualizan en radiografías como manchas translúcidas.

Si no se manejan, los quistes dentígeros pueden causar daños en la raíz de los dientes vecinos, debilitamiento de la mandíbula que puede llevar a fracturas, pérdida de dientes, y en casos raros, pueden estar asociados con el desarrollo de tumores como el ameloblastoma.

El tratamiento varía según el tamaño y efecto del quiste. Los pequeños pueden simplemente ser monitoreados con radiografías periódicas, mientras que los grandes suelen requerir extirpación quirúrgica, conocida como marsupialización. Esta intervención puede incluir la eliminación de dientes afectados y, en casos extensos, puede necesitar cirugía reconstructiva de la mandíbula.

Share:

Referencias

1. Anjana G, B. V. (15 de abril de 2010). National Library of medicine. Obtenido de Management of a Dentigerous Cyst: A Two-Year Review: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5030503/

2. Dent., J. C. (01 de junio de 2019). National Library of medicine. Obtenido de Journal of clinical and experimental dentistry: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6645260/

3. Omole, F. S. (01 de Agosto de 2003). Researchgate. Obtenido de Management of Bartholin’s duct cyst and gland abscess: https://www.researchgate.net/publication/10639548_Management_of_Bartholin%27s_duct_cyst_and_gland_abscess

4. Surg., J. K. (27 de Diciembre de 2017). Journal of the korean association of oral and maxillofacial surgeons. Obtenido de Conservative management of a dentigerous cyst associated with eruption of teeth in a 7-year-old girl: a case report: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5770471/

5. TAMI-MAURY, I. L. (01 de Junio de 2000). Acta odontologica. Obtenido de Quiste Dentigero: http://ve.scielo.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0001-63652000000200013

6. WebMed. (01 de Junio de 2021). WebMed. Obtenido de What Are Dentigerous Cysts?: https://www.webmd.com/oral-health/what-are-dentigerous-cysts