Movilidad Dental: 10 Causas, Prevención y Tratamiento

Last Updated on: 5th junio 2024, 03:04 pm

Movilidad Dental: 10 Causas, Prevención y Tratamiento

Escrito por

Q.F. Nayibe Cubillos Morales

Movilidad Dental: 10 Causas, Prevención y Tratamiento

Revisión médica

Dr. Gustavo Assatourians D.D.S

✓ Hechos comprobados 🕓

❙ Nuestro equipo de redactores, editores y expertos médicos evalúa rigurosamente cada artículo para garantizar la exactitud de la información y cita exclusivamente fuentes acreditadas.

❙ Evaluamos periódicamente cómo el contenido de este artículo se alinea con la literatura científica actual y las recomendaciones de los expertos con el fin de proporcionar la investigación más actualizada.

Cuando se detecta un movimiento en sentido horizontal y/o vertical de un diente, se habla de movilidad dental, una condición de la salud oral que es normal hasta un punto determinado. Si el movimiento sobrepasa ese punto límite, se interpreta como un síntoma de afección más compleja en las encías y pérdida del hueso alveolar.

La movilidad dental puede tener origen fisiológico o patológico:

1. La movilidad fisiológica es el movimiento natural que presenta un diente, con un límite. Se presenta con mayor frecuencia en los dientes que tienen una sola raíz.

2. La movilidad patológica se diagnostica cuando el diente flojo presenta un movimiento que supera el límite considerado como normal.

 

¿Cuál es el límite de la movilidad dental considerado normal?

La odontología maneja una escala que permite determinar el grado de movilidad y diagnosticar el tratamiento a seguir. Con tal propósito se maneja una escala de cuatro niveles:

• Grado 0 – Se considera como la movilidad fisiológica, normal.

• Grado 1 – Se registra movimiento horizontal entre 1 milímetro o menos.

• Grado 2 – Hay un movimiento horizontal superior a 1 milímetro.

• Grado 3 – Hay movimiento horizontal y vertical. La pieza dental se mueve en distintas direcciones.

movilidad dental

La movilidad de los dientes es señal de enfermedad periodontal avanzada, también conocida como periodontitis crónica, condición que afecta los tejidos que ofrecen soporte y estabilidad a los dientes, tales como el ligamento periodontal y el hueso alveolar.

En otras palabras, la movilidad dental es una señal de una pérdida significativa, relevante, de los tejidos que brindan soporte a los dientes.

En gran parte de los casos, la movilidad dental no presenta dolor, no se le presta cuidado y puede llevar a una condición crítica de salud oral, con la pérdida de una o varias piezas dentales.

 

¿Por qué se presenta la movilidad de los dientes?

En la etapa inicial de la enfermedad de las encías, el odontólogo diagnóstica gingivitis, patología que puede ser reversible con el tratamiento dental pertinente, tal como una profilaxis, junto con la práctica de una higiene bucal adecuada que facilite eliminar la placa bacteriana y el cálculo dental.

• Si la gingivitis no se trata, la enfermedad evoluciona a la periodontitis crónica, condición que se incrementa con el tiempo y no es reversible.

• Los dientes se separan de las encías y en ese espacio se forman unas bolsas que se infectan, se hacen más profundas, afectan los tejidos de soporte (encías y hueso), los dientes se aflojan, propiciando la movilidad dental.

• La enfermedad de las encías es una de las principales causas de pérdida de piezas dentales, en la población adulta. Se estima que la periodontitis crónica afecta en Estados Unidos al 47% de las personas mayores de 30 años.

moving-tooth

 

¿Cuáles son las causas de la movilidad dental?

La movilidad dental puede ser consecuencia de distintas circunstancias:

1. Accidentes y traumatismos.

2. Ausencias dentales que propician posiciones inadecuadas de otros dientes, facilitando contactos anormales.

3. Bruxismo y presión lingual, hábitos parafuncionales que afectan el ligamento periodontal.

4. Constantes situaciones de estrés.

5. Enfermedad periodontal crónica y la inflamación del ligamento periodontal.

6. Enfermedades sistémicas y sus tratamientos, tales como diabetes, cáncer y VIH.

7. Higiene oral deficiente que facilita la formación de placa y cálculo dental.

8. Oclusión traumática (Maloclusión). Una alineación inadecuada de los dientes dificulta la higiene oral, facilita el desgaste prematuro y promueve la caries dental.

9. Osteoporosis. Esta enfermedad afecta la densidad de los huesos y puede incidir en la condición del tejido óseo maxilar.

10. Uso no adecuado de aparatos ortodónticos.

Distintos estudios han establecido una relación entre el consumo de tabaco (fumar) y la predisposición a la enfermedad periodontal, con su correspondiente efecto en la movilidad dental.

 

Síntomas de la movilidad dental

Aunque la señal evidente de esta condición es un diente flojo, se tienen otras señales que advierten sobre la condición de salud que está detrás, la periodontitis crónica:

1. Dificultad para masticar alimentos

2. Dientes con una apariencia más larga, debido a la retracción de las encías.

3. Dolor en el diente afectado

4. Encías rojas en el contorno del diente afectado.

man-having-difficlty-in-chewing

 

¿Cuál es el tratamiento para la movilidad dental?

El tratamiento depende del grado de movilidad dental que se presente.

Se tienen distintas alternativas terapéuticas -quirúrgicas y no quirúrgicas- tal como el raspado y alisado radicular, la cirugía de reducción de bolsas y los injertos de tejido blando y hueso.

1. Cirugía

La cirugía de reducción de bolsas es la opción de tratamiento cuando no se ha logrado el resultado esperado con procedimientos no quirúrgicos. Esta intervención permite reducir la profundidad de la bolsa y salvar piezas dentales. También facilita la extracción del sarro en la parte interna de las encías. En ocasiones, este procedimiento se combina con terapias regenerativas que estimulan el crecimiento del tejido óseo.

2. Injerto Óseo

Los injertos de tejido blando y hueso restablecen las estructuras de soporte y protegen las raíces dentales que pueden estar expuestas y generar situaciones de mayor complejidad.

El procedimiento complementario a estas alternativas terapéuticas es tratar directamente las infecciones periodontales que causan la movilidad dental.

 

¿Cómo se puede prevenir la movilidad dental?

Prevenir la movilidad dental reduce las posibilidades de enfermedad periodontal, o enfermedad de las encías.

use-mouthwash

Se tienen distintas acciones de prevención que están a la mano para implementarlas:

Cepillar los dientes al menos dos veces al día con una pasta dental que tenga flúor.

Emplear el hilo dental diariamente para eliminar placa y restos de alimentos que posteriormente pueden formar sarro y cálculo.

Evitar o reducir el consumo de tabaco.

Renovar empastes dentales que muestren deterioro.

Tratar las piezas dentales afectadas por caries.

Usar enjuague bucal.

Visitar periódicamente al odontólogo para facilitar diagnósticos tempranos y tratamientos oportunos.

 

La movilidad dental es una condición de salud oral que puede ser consecuencia de diversas circunstancias y compromete los tejidos de soporte dental (ligamentos y hueso maxilar), afectando la estabilidad de los dientes.

El control y tratamiento preventivo permiten reducir el impacto de la enfermedad o lesión que origina la movilidad dental y frenar que avance.

Si se percibe que un diente tiene un movimiento no habitual, o que la pieza dental está floja, lo pertinente es consultar con el profesional de la salud oral, ya que puede tratarse de un caso de movilidad dental patológica.

Es importante prestar atención a la movilidad dental patológica y evitar que avance progresivamente a cuadros clínicos de mayor complejidad.

 

Conclusión

La movilidad dental es un problema común de la salud oral que puede ser causado por una variedad de factores, incluyendo la enfermedad periodontal y el trauma dental. Es importante reconocer los síntomas de la movilidad dental y buscar tratamiento temprano para prevenir la pérdida de dientes y otras complicaciones.

Además, la prevención es clave en la lucha contra la movilidad dental, mediante una buena higiene oral y el control de factores de riesgo como el tabaquismo y las enfermedades sistémicas.

Share:

Referencias 

1. Botero J E, Bedoya E. (Agosto de 2010). Determinantes del diagnóstico periodontal. Revista clínica de periodoncia, implantología y rehabilitación oral. https://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0719-01072010000200007

2. Botero Leticia, Vélez María Eugenia, Alvera Fanny Stella (Junio de 2008). Factores del pronóstico en periodoncia. Revista Facultad de Odontología Universidad de Antioquia. http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0121-246X2008000100008

3. Coelho Renata, Santos Estela, Cimoes Renata et al. (Diciembre 1 de 2011) Movilidad dentaria en la periodontitis crónica. https://www.actaodontologica.com/ediciones/2011/4/art-11/

4. Mouthhealthy. (s.f). Gum Disease. https://www.mouthhealthy.org/all-topics-a-z/gum-disease/

5. T  Fleszar,  J  Knowles,  E Morrison,  F Burgett, R Nissle, S Ramfjord (1980). Tooth mobility and periodontal therapy. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/6938529/

6. Yazan Hassona, Mohammad Wael Saleh, Hamza Alkhawaldeh, Ruba Al Abweh (s.f.). Unusual cause of tooth mobility. https://casereports.bmj.com/content/13/12/e235086

Scroll al inicio